Lleva a tus hijos cuando salgas a hacer geocaching

¿Qué haces con un niño o un adolescente que está pegado a su smartphone?¿Qué tal una actividad que saca a todos al aire libre e incluye su smartphone? Síp, lo has adivinado: geocaching. Actividades como el geocaching pueden ayudar a los niños a disfrutar del tiempo que pasan fuera de casa mediante el uso de la tecnología para fomentar su relación con el aire libre. Si tienes hijos pequeños, preadolescentes o adolescentes, aquí te mostramos cómo empezar.

Lleva a tus hijos a hacer geocaching, separados ​​por grupo de edad:

GeoKids (siete y menos)
Elije geocachés fáciles y, generalmente, cuanto más grandes, mejor. Quieres que sean capaces de encontrar y coger los geocachés ellos mismos. ¡La sensación única del descubrimiento hará que tus pequeños exploradores vuelvan a por más! Además, cuanto más grande sea el caché, más probabilidades tendrás de encontrar SWAG (juguetes y baratijas) para que tus pequeños geocachers intercambien y disfruten. Un consejo a todos los padres, ¡no olvideis los bocadillos!

GeoTweens (de 8 a 12 años)
Echa un vistazo al kit Geocaching Action and Discovery para estimular el espíritu de aventura. El libro de actividades incluido guía a los niños a través de la aventura del geocaching, además de que tendrán todo lo que necesitan para ocultar su propio caché algún día. Cuando estén en el campo, que lean la descripción del geocaché y naveguen al caché. Un último elemento importante para recordar: ¡bocadillos!

GeoTeens (13+)
Con una nueva y creciente independencia, la introducción de los adolescentes en el geocaching les permite extender sus alas mientras al mismo tiempo descubren nuevas habilidades. ¡Desde la geografía hasta la navegación y la resolución de acertijos, es posible que ni siquiera se den cuenta de que están aprendiendo! Anima al adolescente a seleccionar geocachés con muchos puntos favoritos, ya que a menudo resultan ser los más intrigantes, introdúcelo a los cachés de rompecabezas para ejercitar su cerebro, o sugiere un Multi-Cache para una aventura adicional. Ah, y por supuesto, ¡lleva bocadillos!

El amor por el geocaching y el aire libre comienza con un simple paso, ¡pruébalo! Y lleva bocadillos. ¿Qué consejo tienes para hacer geocaching con tus hijos, preadolescentes o adolescentes? ¡Cuéntanoslo en los comentarios a continuación!