Skip to Content

This cache has been archived.

Mígue: Una vez desaparecido el contenedor, y a pesar de que puedo reemplazarlo, es muy probable que su ubicación esté, por decirlo de algún modo, "quemada", y vuelvan a sustraerlo en poco tiempo.

Es una pena porque tuvo mucho éxito. Si me es posible intentaré reproducir el contenedor y situarlo en otra ubicación de más fácil mantenimiento y con menos riesgo de desaparición.

Gracias a todos por los buenos momentos que nos habéis dado con este caché.

More
<

La Bella Susona

A cache by Mígue Send Message to Owner Message this owner
Hidden : 07/30/2019
Difficulty:
3 out of 5
Terrain:
1.5 out of 5

Size: Size: small (small)

Join now to view geocache location details. It's free!

Watch

How Geocaching Works

Please note Use of geocaching.com services is subject to the terms and conditions in our disclaimer.

Geocache Description:


La bella Susona.

 Amor, traición y muerte en la judería de Sevilla.

 

 

Antes que nada quiero rogarte que, si visitas este caché, seas muy cuidadoso y lo hagas en el mayor silencio posible y con todo el respeto por el descanso de los vecinos del que seas capaz. Más adelante comprenderás porqué.

Si has llegado a las coordenadas indicadas podrás ver junto a ti la casa "Las Cadenas" en el nº 10 de la calle Susona. A esta calle se la conocía antes de 1845 como calle de la Muerte, y se cree que su nombre, al igual que ahora, era debido a la historia que a continuación te contaré.

 

 

En unos azulejos que hoy permanecen ocultos bajo pintura blanca podía leerse:

«Los hechos acaecidos en Sevilla en el año 1391, en que se persiguió hasta la muerte de aproximadamente 4.000 personas por cristianos convencidos por Ferrant Martínez (Fernando Martínez), Arcediano de Écija, provocó el sentimiento de venganza consiguiente conspirándose una sublevación entre los que se encontraban altos cargos de la ciudad.

Diego Susón era uno de los conspiradores, tenía una bella hija conocida como 'La hermosa hembra', que a espaldas de su padre era amante de un ilustre caballero cristiano. En la espera a que se fuera a dormir su padre para acudir a escondidas a su cita con el heráldico caballero, escuchó las palabras que en reunión decían los conspiradores en preparación del plan a seguir, y en el que se incluía la muerte de su amante.

Una vez terminada la reunión y acostado Diego Susón, la bella Susona acudió a la cita y reveló a su amante el contenido de la conversación. Inmediatamente el caballero informó al asistente de la ciudad diego de Merlo, que con sus mejores alguaciles y de más confianza, recorrió las calles visitando los domicilios y haciendo presos a los participantes del intento de sublevación. Estos fueron ajusticiados en la horca unos días después.

El mismo día de la muerte de Diego Susón, su hija 'la hermosa hembra' en reflexión, convencida de que traicionó a su padre por favorecer a su amante, y atormentada, acudió a la Catedral pidiendo confesión. Le atendió Reginaldo Romero, obispo de Tiberiades y también Arcipreste, quién la bautizó y, le dio la absolución, aconsejándole como penitencia retirarse a un convento. Así lo hizo hasta sentirse tranquila de espíritu y volvió a su casa llevando una vida cristiana y ejemplar hasta su muerte.

Cuando abrieron el testamento de la Susona encontraron una cláusula que decía «Y para que sirva de ejemplo a los jóvenes testimonios de mi desdicha, mando que cuando haya muerto se separe mi cabeza de mi cuerpo, y la pongan sujeta en un clavo sobre la puerta de mi casa, y quede allí para siempre jamás». Su deseo se cumplió, y su cabeza estuvo expuesta desde finales del siglo XV hasta entrado el año 1600.

Esta leyenda es un hecho rigurosamente histórico, se conocen los nombres de los participantes a la reunión, incluso frases promulgadas por Diego Susón en su traslado al patíbulo según hay constancias por testigos presenciales».

Y en la parte inferior hay otro azulejo (hoy también cubierto): «Es aquí donde la Susona pasó su vida, amor y traición».

 

 

La Casa de "Las Cadenas" tiene dos entradas. Cerca de la puerta con el nº 10, en la casa contigua, podemos ver unos azulejos que recuerdan lo que aquí sucedió (la primera foto de esta descripción). Pero es bajo uno de los balcones junto al nº 10 Acc donde encontramos el azulejo con la calavera de Susona Ben Susón. Este azulejo está situado en el lugar donde dicen que estuvo, colgada de una escarpia clavada en la pared, la cabeza de la que llamaban en Sevilla “la fermosa fembra”. Los actuales dueños de la casa dicen conservar aún hoy la escarpia en cuestión.

 

 

Juana Moreno, actual propietaria de la casa, contaba el año pasado en una entrevista para el periódico ABC: «Hace poco en la misma calle se puso un azulejo sobre Susona en otra casa [se refiere al del Nº 8], y me dio coraje porque la casa de la leyenda es esta. Por ello mandé hacer un azulejo en nuestro taller de cerámica de Sanlúcar la Mayor hace un par de años en el que se contase la historia que hoy permanece cubierta con pintura blanca. Para ello nos documentamos con «el libro de Leyendas de Sevilla de Santiago Montoto y el texto fue revisado Rafael Manzano», afirma Juana.

«Era la casa de mis padres y ahora viven dos de mis nietos. Por eso permanece todavía el nombre de 'Las cadenas' en la fachada de Susona, como homenaje a mi padre. Mi nieta vive en esa casa y estaba convaleciente de una operación el pasado verano y no la dejaban descansar por las noches. Los grupos de turistas se ponían allí, incluso con altavoces, y por las noches no dejaban descansar a mi nieta, pues se paraban bajo el azulejo. Es la razón por la que se cubrió el azulejo con pintura blanca. Y que conste que no tenemos nada contra el turismo, pues toda la vida hemos vivido de ellos gracias a nuestras tiendas de cerámica».

 

 

Juana espera poder quitar la pintura blanca en breve, aunque para ello «vamos a esperar a que mi nieta se recupere», dice.

 


Caché:

Encuanto al caché, las coordenadas han sido promediadas en un GPS dedicado. Se han hecho tres largos muestreos con una confiabilidad indicada del 100% en cada uno de ellos, pero tened en cuenta que al estar en un callejón de la judería la cobertura de los satélites puede verse afectada y podríamos tener problemas para dar con el punto exacto.

Cuando creas que lo has visto fíjate bien en su localización y posición antes de cogerlo para poder dejarlo tal y como estaba, en el mismo sitio y en la posición en la que lo encontraste, para que los vecinos y habituales del lugar no noten nada raro. De cualquier forma, al retirar el contenedor verás una indicación en el sitio exacto en el que debes volver a ponerlo. Por favor, sigue las indicaciones.

Ten mucho cuidado con los muggles, es una zona muy concurrida a según qué horas. Te recomiendo que cuando lo encuentres te lo lleves en dirección nornoroeste, por la antigua Calle de la Muerte, a la Plaza de Doña Elvira. Allí puedes firmarlo cómoda y tranquilamente, sentado a la sombra de los naranjos, mientras descansas un poco y disfrutas de uno de los lugares más famosos y pintorescos del barrio de Santa Cruz y, por ende, de Sevilla. Ah, ¡y no olvides dejarlo de nuevo en su sitio!

Y si no tenéis suerte recordad que los DNF nos ayudan a todos y se agradecen. Ayudan al propietario a plantearse posibles desapariciones y programar visitas de mantenimiento o supervisión, y a todos a hacerse una idea de la dificultad real de la búsqueda.

Te dejo sin más con mi primer caché. Ha sido laborioso y divertido prepararlo. Espero que te guste y que lo cuides con el mismo mimo y esmero con el que yo lo he preparado. 

wink

Se ruega especial cuidado en dejar el contenedor tal y como se encontró, en su posición exacta, y no publicar spoilers ni fotos del mismo.

 

Cache:

As for the cache, the coordinates have been averaged on a dedicated GPS. Three long samples have been made with an indicated reliability of 100% in each of them, but keep in mind that being in an alley of the Jewish quarter the coverage of the satellites can be affected and we could have problems to find the exact point.

When you think you have seen it, look carefully at its location and position before taking it to be able to leave it as it was, in the same place and in the position where you found it, so that the neighbors and regulars of the place do not notice anything strange. Anyway, when you remove the container you will see an indication in the exact place where you should put it again. Please follow the prompts.

Be very careful with Muggles, it is a very busy area. I recommend that when you find it you will take it in a north-northwest direction, through the old Death Street, to the Plaza de Doña Elvira. There you can sign it comfortably and quietly, sitting in the shade of the orange trees, while you rest a little and enjoy one of the most famous and picturesque places in the Santa Cruz neighborhood and, therefore, in Seville. Oh, and don't forget to leave it back in its place!

Remember that DNFs help us all and are grateful. They help the owner to consider possible disappearances and schedule maintenance or supervision visits, and everyone to get an idea of the real difficulty of the search.

I leave you with my first cache. It has been laborious and fun to prepare. I hope you like it and that you take care of it with the same care and dedication with which I have prepared it.

Please take special care to leave the container as it was found, in its exact position, and not to publish spoilers or photos of it.
 

 

 

 

Additional Hints (Decrypt)

“Cbpbf ira yb dhr fbzbf, creb gbqbf ira yb dhr ncneragnzbf.” Avpbyáf Zndhvniryb. Ry Ceíapvcr.

“Rirelbar frrf jung lbh nccrne gb or, srj rkcrevrapr jung lbh ernyyl ner.” Avppbyò Znpuvniryyv, Gur Cevapr.

Decryption Key

A|B|C|D|E|F|G|H|I|J|K|L|M
-------------------------
N|O|P|Q|R|S|T|U|V|W|X|Y|Z

(letter above equals below, and vice versa)



Return to the Top of the Page

Reviewer notes

Use this space to describe your geocache location, container, and how it's hidden to your reviewer. If you've made changes, tell the reviewer what changes you made. The more they know, the easier it is for them to publish your geocache. This note will not be visible to the public when your geocache is published.