Pasos simples para el mantenimiento de cachés

Has escondido tu primer caché, el contenedor tiene un aspecto genial, los registros de “Encontrado” se van amontonando. Fue divertido hacerlo. De repente, te llegan uno o dos DNF Esta experiencia es nueva. ¿Qué deberías hacer?

¡Abres la página del caché, y ves que parece que existen evidencias de que es momento de hacer mantenimiento de caché! Toma un libro de registro de repuesto, y quizá una toalla o un lapicero Es el momento de planificar una visita a tu caché y ver qué ha podido pasar. ¿Ha desaparecido tu caché? ¿Quizá pisoteado por un ciervo? Si la tapa está rajada, o el libro de registro lleno, con una visita lo verás. Pueden suceder las cosas más extrañas. ¿Cómo? Nadie está seguro pero un poco de atención será una buena cura.

Una vez que las cosas estén en orden, y tu caché en buen estado, es momento de decirlo al resto de jugadores. Escribe un log de “Mantenimiento del propietario”, dado que está listo para ser encontrado. Si algo ha cambiado, díselo a tus compañeros, así no tienen que ir preguntando. ¡Tres hurras para tí! Te mereces un premio. La felicidad es un panel de control de propietario de caché limpio y ordenado.

Guest writer for Geocaching.com's blog